El mejor ventilador de CPU del 2022

Refrigeración por aire, disipadores o ventiladores de CPU

Los más comunes y que no necesitan presentaciones. Consisten casi todos en un bloque de metal conductor del calor que aleja el calor generado por el procesador a través de varios caloductos, y se disipa con un ventilador. Algunos cuentan con dos ventiladores, uno para introducir aire frío y otro para extraer el aire caliente en el bloque de refrigeración. En algunos casos pueden ser disipadores pasivos (que no incluyen ventilador), pero suelen ser bastante más caros.

Los ventiladores silenciosos suelen ser peores para refrigerar, por lo que si quieres hacer overclocking tendrás que buscar otras opciones, y no necesariamente pasa por escoger refrigeración líquida ya que incluyen también ventiladores.

Disipadores de hasta 35 euros

pure_rock_slim.jpg

Los siguientes ventiladores son una opción económica para procesadores de bajo consumo, como por ejemplo un Core i5 o i7, o cualquier Ryzen al que no se haga overclocking. Los hay de pequeño tamaño para los mini-PC, y de mayor tamaño con un funcionamiento generalmente silencioso. Son especialmente baratos y con buena relación calidad-precio.

Mi recomendación es que, antes de comprar uno de estos disipadores, probéis el que venga de serie con vuestro procesador. Si es el de un Ryzen 3, hará cierto ruido agudo que puede ser molesto y sería recomendable uno de estos si os molesta.

Espacio del anunciante

Si es un procesador Intel de 8.ª generación en adelante, seguramente os sirva el ventilador de serie. En caso de que sea un procesador Core de generaciones anteriores, salvo que el equipo sea, por ejemplo, para una oficina, deberíais comprar una refrigeración nueva.

Be Quiet! Pure Rock Slim

El Pure Rock Slim es un disipador de pequeño tamaño, de 125 mm de altura, que a pesar de ello es capaz de refrigerar procesadores con un TDP de hasta 120 W, y por tanto es buena opción incluso para un Core i7. El ventilador incluido es de 92 mm silencioso con un conector de cuatro pines para regulación PWM, y cuenta con tres caloductos o heat pipes de cobre de 6 mm de diámetro. Puede girar hasta a 2000 RPM manteniendo un bajo ruido de 25.4 dB, ideal para los que quieran tener el refrigerador más silencioso y barato posible, pero al que no le falte potencia de disipación térmica.

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario