Acerca del Malware de Linux Alameda

Los investigadores de ESET han descubierto una familia de malware previamente desconocida que utiliza módulos personalizados y bien diseñados para atacar a sistemas que corren Linux. Los módulos utilizados por esta familia de malware, a la cual hemos denominado FontOnLake, están en constante desarrollo y brindan a los operadores acceso remoto, permite recopilar credenciales y sirven como un servidor proxy. En esta publicación, resumimos los hallazgos que explicamos con más detallamos en nuestro whitepaper.

Para recopilar datos (por ejemplo, credenciales ssh) o realizar otra actividad maliciosa, esta familia de malware utiliza binarios legítimos modificados que son ajustados para cargar más componentes. De hecho, para ocultar su existencia, la presencia de FontOnLake siempre va acompañada de un rootkit. Estos binarios como cat, kill o sshd se utilizan comúnmente en sistemas Linux y, además, pueden servir como mecanismo de persistencia.

La naturaleza camaleónica de las herramientas de FontOnLake en combinación con un diseño avanzado y una baja prevalencia sugiere que son utilizadas en ataques dirigidos.

El primer archivo conocido de esta familia de malware apareció en VirusTotal en mayo pasado y se cargaron otras muestras a lo largo del año. La ubicación del servidor C&C y los países desde los que se cargaron las muestras en VirusTotal podrían indicar que sus objetivos incluyen el sudeste asiático.

Creemos que los operadores de FontOnLake son particularmente cautelosos, ya que casi todas las muestras analizadas utilizan servidores C&C únicos con diferentes puertos no estándar. Los autores utilizan principalmente C/C ++ y varias bibliotecas de terceros, como BoostPoco, o Protobuf. Ninguno de los servidores de C&C utilizados en las muestras cargadas a VirusTotal estaban activos al momento de escribir este artículo, lo que indica que podrían haberse desactivado debido a la carga.

Espacio del anunciante

Componentes conocidos de FontOnLake

Los componentes actualmente conocidos de FontOnLake se pueden dividir en tres grupos que interactúan entre sí:

  • Aplicaciones troyanizadas: binarios legítimos modificados que son utilizados para cargar más componentes, recopilar datos o realizar otras actividades maliciosas.
  • Backdoors: componentes en modo usuario que funcionan como el punto de comunicación principal para sus operadores.
  • Rootkits: componentes en modo kernel que en su mayoría ocultan y disfrazan su presencia, ayudan con las actualizaciones o proporcionan backdoors de respaldo.

Aplicaciones troyanizadas

Descubrimos múltiples aplicaciones troyanizadas; se utilizan principalmente para cargar módulos personalizados de backdoor o rootkit. Aparte de eso, también pueden recopilar datos confidenciales. Lo más probable es que los parches de las aplicaciones se apliquen a nivel de código fuente, lo que indica que las aplicaciones deben haber sido compiladas y reemplazadas por las originales.

Todos los archivos troyanizados son utilidades estándar de Linux y cada uno sirve como método de persistencia porque normalmente se ejecutan al iniciar el sistema. Se desconoce la forma en que inicialmente estas aplicaciones troyanizadas llegan a sus víctimas.

La comunicación de una aplicación troyanizada con su rootkit se ejecuta a través de un archivo virtual, el cual es creado y administrado por el rootkit. Como se muestra en la Imagen 1, los datos pueden leerse/escribirse desde/hacia el archivo virtual y exportarse con su componente de backdoor según solicite el operador.

La breve historia de los virus en GNU/Linux, haberlos haylos »  MuySeguridad. Seguridad informática.

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario